¿Debería alquilar un coche en 2024?

De hecho, alquilar un vehículo usado es una opción viable, aunque es importante tener en cuenta que no todos los concesionarios ofrecen este servicio. El proceso requiere algo de paciencia y esfuerzo, ya que es posible que deba comunicarse con varios concesionarios para encontrar uno que ofrezca arrendamiento de autos usados. La razón de la rareza de esta opción es el riesgo asociado con la predicción del valor futuro de un automóvil usado, que puede ser más variable que el de un automóvil nuevo.

Cuando encuentre un concesionario que ofrezca arrendamiento de automóviles usados, puede ser una excelente manera de acceder a un modelo más nuevo a un precio más asequible que comprar uno nuevo. Muchos autos usados ​​arrendados son usados ​​certificados, lo que a menudo incluye el beneficio de una garantía. Además, es posible que encuentre vehículos con características mejoradas o niveles de equipamiento más altos a un mejor precio.

Estudios de mercado recientes han proporcionado información sobre la dinámica del mercado de automóviles usados. En el tercer trimestre de 2023, el precio medio de transacción (ATP) de vehículos usados ​​cayó un 5,5 por ciento en comparación con el mismo trimestre del año anterior. Esta disminución es notable, especialmente si se considera que en agosto, la proporción de automóviles usados ​​con un precio inferior a 20.000 dólares disminuyó al 12,4 por ciento desde el 49,3 por ciento en 2019, lo que indica un cambio hacia patrones de mercado más tradicionales.

También se está ampliando la diferencia de precios entre los vehículos usados ​​nuevos y casi nuevos. Normalmente, un vehículo nuevo pierde valor rápidamente incluso con un uso mínimo. Sin embargo, durante las recientes perturbaciones del mercado, los vehículos usados ​​“casi nuevos” tenían precios casi tan altos como los nuevos. Ahora hay una diferencia promedio de $13,686 en el precio entre autos nuevos y autos usados ​​de menos de tres años. En septiembre de 2023, los precios de los coches usados ​​de hasta 36 meses experimentaron una disminución interanual del 4,8 por ciento.

A pesar de estas tendencias, el retorno a un mercado de automóviles usados ​​estable y previo a la pandemia no está garantizado. La demanda de vehículos usados ​​sigue siendo alta, lo que genera ventas rápidas tan pronto como están disponibles. Esta alta demanda mantiene los precios elevados; En 2023, los automóviles con cierta antigüedad y kilometraje eran aproximadamente $10,000 más caros que en 2019. Además, la rápida venta de automóviles más nuevos y con menor kilometraje significa que el automóvil usado promedio en el mercado ahora es más antiguo y tiene mayor kilometraje que antes. hace cuatro años.

A medida que nos acercamos al año 2024, la cuestión de si arrendar un automóvil es una opción sensata sigue siendo una decisión relevante y compleja para muchos consumidores. El panorama automotriz continúa evolucionando con avances tecnológicos, cambios económicos y preferencias cambiantes de los consumidores. En este contexto, arrendar un automóvil, en lugar de comprarlo directamente u optar por métodos de transporte alternativos, requiere una evaluación cuidadosa de varios factores, incluidas las circunstancias financieras personales, los hábitos de conducción y las predicciones futuras del mercado. Este artículo tiene como objetivo explorar los pros y los contras del arrendamiento de automóviles en el año en curso, profundizando en las últimas tendencias en la industria automotriz, las implicaciones financieras del arrendamiento versus la compra y cómo los cambios en los estilos de vida y preferencias de los consumidores podrían influir en esta decisión. Ya sea que sea un arrendatario desde hace mucho tiempo y esté considerando su próximo paso o un usuario de automóvil por primera vez que esté sopesando sus opciones, comprender los matices del arrendamiento de automóviles en 2024 es crucial para tomar una decisión informada que se alinee con sus objetivos personales y financieros.

¿Cómo funciona el leasing de coches usados?

Arrendar un automóvil usado generalmente implica seleccionar un vehículo usado certificado (CPO), generalmente de no más de 4 años y con menos de 48,000 millas en el odómetro, en un concesionario.

El proceso de arrendamiento de un automóvil usado es bastante similar al del arrendamiento de un automóvil nuevo. La institución crediticia, a menudo la propia división financiera del fabricante de automóviles (como Toyota Financial para los concesionarios Toyota), calcula el valor residual del automóvil y fija los pagos del arrendamiento en función de la diferencia entre el precio de venta del automóvil y este valor residual. Dado que los automóviles se deprecian a ritmos diferentes, los valores residuales también varían.

Para los arrendamientos de automóviles usados, el prestamista asigna un «factor monetario», que es esencialmente la tasa de interés del arrendamiento, similar a la de los arrendamientos de automóviles nuevos. Sin embargo, el factor monetario de los automóviles usados ​​tiende a ser mayor, lo que refleja la tendencia de las tasas de interés de los préstamos para automóviles usados. A pesar del mayor factor monetario, arrendar un automóvil usado aún puede ser más rentable que comprarlo, principalmente debido al precio de venta más bajo y la tasa de depreciación más lenta de los vehículos usados. Esto a menudo resulta en pagos mensuales generales más bajos. Además, al igual que con el arrendamiento de automóviles nuevos, generalmente existe la opción de comprar el automóvil al final del plazo del arrendamiento.

Ventajas de arrendar un automóvil:

Pagos mensuales más bajos: los pagos de arrendamiento suelen ser más bajos que los pagos de préstamo para la compra de un automóvil nuevo, ya que básicamente estás pagando la depreciación del automóvil durante el plazo del arrendamiento en lugar del precio total de compra.

Acceso a modelos más nuevos: el arrendamiento le permite conducir un vehículo más nuevo cada pocos años sin la molestia de venderlo o canjearlo.

Cobertura de garantía: la mayoría de los arrendamientos duran el período de garantía del automóvil, lo que significa que la mayoría de las reparaciones estarán cubiertas.

Sin preocupaciones de mantenimiento a largo plazo: dado que conduce el automóvil durante sus primeros años, es menos probable que requiera reparaciones importantes.

Beneficios fiscales para uso comercial: si utiliza el automóvil para negocios, los pagos de arrendamiento a menudo se pueden deducir como gasto comercial.

Sin preocupaciones de reventa: no tiene que lidiar con la depreciación ni el proceso de venta del automóvil; simplemente lo devuelves al final del contrato de arrendamiento.

Desventajas de alquilar un coche:

Sin capital de propiedad: al final del contrato de arrendamiento, usted no es dueño del automóvil y no tiene nada que mostrar por los pagos realizados.

Restricciones de kilometraje: los arrendamientos suelen tener límites de kilometraje y excederlos puede generar tarifas elevadas.

Cargos por desgaste: podría enfrentar cargos adicionales por daños más allá del desgaste normal cuando devuelva el automóvil.

Costos de terminación anticipada: finalizar un contrato de arrendamiento anticipadamente puede resultar costoso debido a los cargos por terminación anticipada.

Costos de seguro más altos: los vehículos arrendados a menudo requieren niveles más altos de cobertura de seguro, lo que puede generar primas de seguro más altas.

Personalización limitada: dado que el automóvil debe devolverse en una condición aceptable para el concesionario, usted está limitado en cuánto puede personalizar o modificar el automóvil.

Costo a largo plazo: a largo plazo, arrendar varios automóviles durante muchos años puede resultar más costoso que comprar y conservar un vehículo.

Arrendamiento de autos usados: ¿una buena idea?

Arrendar un automóvil usado puede ser una buena idea en determinadas circunstancias, pero no es universalmente la mejor opción para todos. La decisión depende en gran medida de las necesidades individuales, consideraciones financieras y preferencias de estilo de vida.

Beneficios financieros: una de las principales ventajas de arrendar un automóvil usado es la posibilidad de realizar pagos mensuales más bajos en comparación con arrendar un automóvil nuevo. Dado que los coches usados ​​ya han sufrido una importante depreciación, los pagos del arrendamiento se calculan sobre un valor base más bajo, lo que genera ahorros. Esto puede resultar especialmente atractivo para quienes desean un coche de gama alta pero están limitados por un presupuesto más ajustado. Además, si el automóvil usado es un vehículo usado certificado (CPO), es posible que aún esté bajo garantía, lo que reduce el riesgo de altos costos de mantenimiento.

Consideraciones y limitaciones: Sin embargo, existen algunas advertencias. Los automóviles usados ​​pueden tener tasas de interés más altas (factores monetarios en los términos del arrendamiento), lo que puede compensar algunos de los ahorros de costos. Además, es posible que los automóviles usados ​​no tengan la última tecnología y características de seguridad disponibles en los modelos más nuevos. La selección de vehículos disponibles para arrendamiento también puede ser limitada, lo que podría ser un inconveniente para quienes buscan marcas o modelos específicos.

Ajuste de estilo de vida: Para aquellos que disfrutan cambiar de vehículo con frecuencia y conducir siempre modelos relativamente nuevos, el arrendamiento de autos usados ​​puede no ser tan satisfactorio. Por otro lado, puede ser una excelente opción para las personas que aprecian el menor costo de entrada a un vehículo de alta gama y no les importa conducir un automóvil que tiene algunos años.

scrolltop